septiembre 22, 2020

Mariereined

Expertos en finanzas

Evita generar intereses con tu tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son un tipo de préstamo: cuando las usas, estás pidiendo dinero prestado hasta que pagues tu factura. Debido a esto, es de esperarse que siempre pagues réditos. Sin embargo, con la mayoría de las instituciones bancarias, puedes evitar esto por completo. A continuación te presentamos algunos consejos para evitar generar intereses al utilizar tu tarjeta de crédito.

Las tarjetas de crédito son un tipo de préstamo: cuando las usas, estás pidiendo dinero prestado hasta que pagues tu factura. Debido a esto, es de esperarse que siempre pagues réditos. Sin embargo, con la mayoría de las instituciones bancarias, puedes evitar esto por completo. A continuación te presentamos algunos consejos para evitar generar intereses al utilizar tu tarjeta de crédito.

Identificar las diferentes APR

La tasa de interés se denomina Tasa de porcentaje anual o APR. La APR es la tasa de interés efectiva que pagarías si pides prestado dinero durante un año, por lo que debes de tenerlas ubicadas:

APR de compras: es el APR que las compañías cobran en compras normales. A veces se les conoce como APR regular. La mayoría de las tarjetas tienen un “período de gracia”. Esto significa que no hay cargos por intereses de compra si pagas la factura a tiempo y en su totalidad cada mes.

APR de transferencia de saldo: cuando transfieres un saldo de una cuenta a otra, esta es la APR que pagarás por esa deuda. A veces es lo mismo que la APR de compra, pero puede ser diferente. La mayoría de los bancos comienzan a cobrar réditos sobre las transferencias de saldo inmediatamente, a menos que se cuente con una APR de transferencia de saldo introductoria.

APR de anticipo en efectivo: si usas tu tarjeta para retirar efectivo en un cajero automático, pagarás esta tasa. Los cargos por intereses generalmente comienzan el día en que se retira el efectivo, por lo que no hay período de gracia. Esta APR es a menudo más alta que la APR de compras y, por lo general, hay otras tarifas además de la APR.

APR introductorio: algunas bancos ofrecen un APR inicial más bajo, a menudo 0%, por un tiempo limitado después de abrir la cuenta. Esto podría ser para compras, transferencias de saldo o ambos. Es “introductoria” porque la tasa de interés más baja especial solo dura un período de tiempo.

Evitar generar réditos en compras habituales

Siempre que pagues las compras antes de la fecha de vencimiento de tu estado de cuenta mensual, la institución bancaria no te cobrará réditos. Cuando pagues cualquier cantidad menor que el nuevo saldo (solo el pago mensual mínimo, por ejemplo), tendrás un saldo impago que se transferirá al mes siguiente.

Los cargos por réditos se acumularán sobre estos saldos impagos. Cuando no pagas el saldo total, a veces se le llama “llevar” o “renovar” un saldo. Y, si paga menos del pago mínimo, también puedes terminar con cargos por mora. Asegúrate de leer los términos y las letras pequeñas de tu contrato para saber cómo funciona el período de gracia.

Evitar interés en transferencias de saldo

Algunas instituciones ofrecen una APR introductoria del 0% para transferencias de saldo. Los bancos suelen diseñar estas ofertas para atraer nuevos clientes. Una transferencia de saldo puede reducir el costo de la deuda de la tarjeta.

Si al tramitar tarjeta de credito obtienes  una oferta de transferencia de saldo introductoria del 0% , generalmente puedes evitar generar intereses saldando la deuda dentro del período introductorio. Los pagos atrasados ​​o devueltos generalmente terminan el período introductorio del 0%, por lo que siempre debes pagar a tiempo.

Si tu cuenta no tiene una oferta introductoria del 0% , los réditos sobre las transferencias de saldo generalmente comienzan a acumularse de inmediato. No podrás evitar los réditos a menos que de alguna manera puedas pagar el saldo el mismo día que realizas la transferencia. El banco generalmente también cobrará una tarifa por transferir un saldo, a menos que haya una promoción especial.

Evitar generar intereses sobre anticipos en efectivo

A diferencia de las compras regulares,  empezarás a generar intereses inmediatamente referente a los adelantos en efectivo. La mayoría de las estas instituciones también te cobrarán una tarifa por hacer el adelanto en efectivo, además del interés. Una tarifa típica por adelanto de efectivo es el 5% del monto retirado, con una tarifa mínima de $ 10.

Generalmente recomendamos evitar los adelantos en efectivo. Son caras y pueden afectar negativamente su historial crediticio al mostrarles a los prestamistas que estás siendo irresponsable con el dinero. Esto, a su vez, puede dificultar la obtención de tasas de interés bajas en el futuro.

Ahora que has leído estos consejos, ya sabes cómo no puedes generar intereses y aprovechar tu tarjeta de crédito al máximo.  Si tienes alguna pregunta u otro consejo, no dudes en compartirlo con nosotros.

Puede que te hayas perdido