septiembre 22, 2020

Mariereined

Expertos en finanzas

3 maneras de obtener una tarjeta para estudiantes

Sabemos que para un estudiante mayor de edad y sin ingresos, es muy difícil tramitar una tarjeta de crédito como titular. A continuación te presentamos tres maneras de tramitar una tarjeta de para estudiantes sin ingresos.

Sabemos que para un estudiante mayor de edad y sin ingresos, es muy difícil tramitar una cuenta de crédito como titular. A continuación te presentamos tres maneras de obtener una tarjeta de para estudiantes sin ingresos.

1. Cuenta de crédito asegurada

Si no te es posible, solventar una tarjeta de crédito para estudiantes. La forma más fácil para que cualquier estudiante obtenga una plástico es abrir una tarjeta de crédito asegurada a su propio nombre. Con un depósito bajo puedes tramitar esta modalidad que reportará a todas las principales agencias de crédito y ofrecerá un límite dependiendo del depósito.

La única diferencia entre esta modalidad y una cuenta no asegurada es que las tarjetas aseguradas requieren garantía. El banco retendrá el depósito, lo que protege al banco contra pérdidas en caso de que no se reembolse el saldo. Sin embargo, el depósito no debe utilizarse para cancelar el saldo a lo largo del tiempo normal.

2. Conviértete en un usuario autorizado

Como otra alternativa a una tarjeta para estudiantes, puedes ser usuario de una extensión de una cuenta bancaria. Los usuarios autorizados son personas que tienen la capacidad de cargar las compras a una tarjeta, pero no tienen la responsabilidad legal de pagar el saldo.

Convenientemente, cuando alguien se convierte en un usuario autorizado en una cuenta, todo el historial de esta en particular generalmente llega al informe crediticio del usuario autorizado.

Supongamos que un padre agrega a su hijo como usuario autorizado a una cuenta de crédito con 20 años de historial de pagos a tiempo. Dentro de un mes o dos, todo ese historial comenzará a aparecer en el informe crediticio del estudiante. Es muy posible pasar de no tener puntaje de crédito a un puntaje de crédito muy bueno con solo convertirse en un usuario autorizado.

3. Obten una crédito conjunto

Si optas por utilizar este método, querrás hacerlo rápidamente. La tarjeta de crédito conjunta es una especie en extinción, emitida solo por un puñado de los principales bancos.

Una cuenta conjunta es bastante simple: dos personas se registran para compartir una cuenta de tarjeta de crédito, compartiendo el privilegio de cargar las compras al plástico, así como la responsabilidad de pagar los saldos.

Si por tus ingresos, no te es posible solicitar una tarjeta para estudiante, puedes ser aprobado fácilmente para una tarjeta de crédito conjunta si el cosolicitante tiene un puntaje de crédito e ingresos altos.

Sin embargo, esto puede resultar bastante complicado, ya que, en última instancia, dos personas tienen el poder de cargar las compras al plástico y también comparten la responsabilidad de devolverlas.

Esperemos que estas alternativas puedan servirte para poder tramitar una tarjeta para estudiantes, manejándola siempre responsablemente. Si tienes algún otro consejo, nos gustaría que lo compartieras con nosotros.

Puede que te hayas perdido