septiembre 22, 2020

Mariereined

Expertos en finanzas

3 tips para encontrar el banco adecuado para un estudiante

El aprendizaje no se detiene cuando sales del aula. También deberás adquirir conocimiento para encontrar el lugar adecuado donde realizar operaciones bancarias. Aquí hay tres consejos que te ayudarán a elegir el banco adecuado dónde realizar tus operaciones mientras estás en la escuela.

El aprendizaje no se detiene cuando sales del aula. También deberás adquirir conocimiento para encontrar el lugar adecuado donde realizar operaciones bancarias. Aquí hay tres consejos que te ayudarán a elegir el banco adecuado dónde realizar tus operaciones mientras estás en la escuela.

1. Una institución que se adapte a tus necesidades

Encuentra un banco que ofrezca conveniencia y que no cobre comisiones o las haga fácilmente evitables. Tus opciones deben incluir:

  • Un banco en tu facultad.
  • Un banco en línea.

Busca una institución que no te cobre por bajar de cierto saldo. Además, debes de conocer la política de tarifas de cajeros automáticos antes de abrir una cuenta y decidas si puede rechazar la cobertura de débito sobregiro para evitar tarifas. Pero si lo haces, asegúrate de tener un plan de respaldo.

Debería ser fácil encontrar un cajero automático cuando necesites efectivo, pero asegúrate de que tu institución bancaria reembolse algunas o todas las tarifas del cajero automático. No debes pagar para acceder a tu propio dinero cuando los bancos ofrecen alternativas.

Otra forma de evitar tarifas para acceder al efectivo es en centros de autoservicio. Muchas tiendas de abarrotes, tiendas de conveniencia y farmacias te permiten recibir una cantidad limitada de dinero de tu cuenta si usas tu tarjeta de débito. El retiro se agregará a los artículos que compres.

2. Mira más allá de las cuentas de los estudiantes

Como universitario, es probable que no mantengas grandes saldos en tu cuenta. Es por eso que algunos bancos ofrecen cuentas a estudiantes sin un requisito de saldo mínimo.

Muchos instituciones tradicionales ofrecen tarjeta de crédito para estudiantes, que generalmente no tienen tarifas de mantenimiento y generalmente están disponibles para estudiantes menores de 24 años. Es posible que debas demostrar que eres un estudiante para obtener una de estas cuentas.

En algunos casos, una cuenta de estudiante puede tener todas las funciones que estás buscando. Pero es inteligente investigar otras opciones con bajos requisitos de saldo y accesibilidad a los cajeros automáticos.

3. Comprende las funciones de la cuenta

Antes de abrir una cuenta, asegúrate de comprender completamente los términos y condiciones. Los requisitos de saldo mínimo y las políticas de sobregiro son dos de los aspectos más importantes a tener en cuenta.

Aquí hay un par de preguntas para identificar el banco adecuado para un estudiante:

  • ¿Qué sucede si sobregiras tu cuenta?
  • ¿Es la protección contra sobregiros de ahorros una opción?

Los servicios de sobregiro son un arma de doble filo. Si se usan correctamente, pueden ayudar si tu saldo se vuelve negativo debido a un error o una emergencia. Si se usa para financiar compras que no puedes pagar, los cargos por sobregiro pueden ser costosos. Rechaza los servicios de sobregiro si tienes un plan de respaldo adecuado y pregunta qué sucede cuando se rechaza una transacción. Una tarjeta de crédito puede cubrirlo en caso de emergencia, aunque es importante tener cuidado con el uso de la cuenta.

La protección contra sobregiros de ahorros, que transfiere dinero desde tu cuenta de ahorros para respaldar su cuenta corriente, puede tener un cargo más bajo que el sobregiro estándar.

Como ya hicimos mención, debes de optar por todas las necesidades que requieres cubrir al momento de realizar o solicitar alguna operación bancaria. Esperamos que estos 3 tips para encontrar el banco adecuado para un estudiante te sirvan y evites malas experiencias al seleccionar tu primera opción.

Puede que te hayas perdido