enero 24, 2022

Mariereined

Expertos en finanzas

Métodos para poner en orden tus finanzas

Aunque la elaboración de un presupuesto y la planificación financiera no encabecen la lista de cosas divertidas que hacer, poner las finanzas en orden puede ayudar a eliminar el estrés financiero y encaminarle hacia el éxito financiero. Y no tiene por qué ser complicado.

Siguiendo unas cuantas estrategias sencillas, puede empezar a planificar tu futuro y empezar a trabajar para alcanzar tus objetivos financieros.

Consejos para poner en orden tus finanzas

Establecer objetivos

¿Cuáles son tus objetivos financieros y cómo quieres que sea tu futuro?

Establecer objetivos financieros es el primer paso para crear un plan financiero sólido. Al crear sus objetivos, considera una combinación de objetivos a corto y largo plazo, entre ellos:

Gestionar las compras grandes o inesperadas

Un plan de pago a plazos es otra estrategia que puedes considerar y utilizar para gestionar tu dinero y tomar el control de tu presupuesto. Puedes utilizar un plan de pago a plazos en tu tarjeta de crédito para ayudar a gestionar el costo de una compra, como la sustitución de la secadora, o una compra planificada, como tu próxima aventura de viaje. Un plan de pago a plazos puede ayudarte a dividir los pagos de tus compras en meses sin intereses, como los vuelos o el alquiler de unas vacaciones, en cantidades más pequeñas y asequibles para tu presupuesto.

Al automatizar tus finanzas, puedes dejar de preocuparte por los retrasos en los pagos, lo que significa menos dinero gastado en comisiones y penalizaciones por retraso, y más flujo de caja disponible para mantener tu presupuesto y tus objetivos financieros en el camino correcto.

Establece un presupuesto

Ahora que has establecido tus objetivos, ¿Cómo vas a pagarlos? Un presupuesto puede servir de hoja de ruta financiera para ayudarte a convertir tus objetivos en realidad.

Para crear un presupuesto sencillo, empieza por enumerar todas tus fuentes de ingresos. Esto puede incluir el salario de tu trabajo diario, los ingresos de tu negocio secundario, la manutención del cónyuge o los pagos de la pensión. Haz una lista de todos tus gastos. Esto debería incluir tus gastos regulares, como el alquiler, los pagos del coche y la comida, así como los pagos irregulares, como los neumáticos nuevos o los cambios de aceite.

Cuando hayas terminado, resta el total de tus gastos del total de tus ingresos para determinar cuánto dinero te queda. Si la cifra es negativa, tendrás que recortar algunos de tus gastos para liberar efectivo. También puedes considerar la posibilidad de encontrar nuevas formas de complementar tus ingresos para obtener más dinero.

Recuerda que si no sabes dónde estás, es difícil llegar a donde quieres ir. Un presupuesto actúa como un marcador de “estás aquí” en tu hoja de ruta financiera y te facilita mantener el rumbo y llegar a tu destino previsto.

Automatizar los pagos

Otra estrategia sencilla que puedes utilizar para gestionar tu dinero es la automatización, que puede hacer que muchas tareas financieras sean más eficientes y sin esfuerzo. A través de tu banco, puedes automatizar los pagos de facturas y tarjetas de crédito, así como las aportaciones periódicas automáticas a tu cuenta de ahorro.

Con las aportaciones preautorizadas, Tu decides cuánto ahorras y con qué frecuencia lo haces. La cantidad que elijas se deducirá automáticamente de tu cuenta de ahorros o de cheques y se depositará en tu cuenta de inversión. Es una forma cómoda y flexible de acumular ahorros para tu futuro.