diciembre 7, 2021

Mariereined

Expertos en finanzas

Pagar más del mínimo en tu tarjeta

El importe del pago mínimo de tu tarjeta de crédito aparece en la parte superior de cada estado de cuenta mensual de tu crédito que recibes junto con tu saldo nuevo o actual. Casi siempre es una buena idea pagar más que el mínimo de la deuda de tu tarjeta de crédito por tres razones:

1. Ahorras dinero

Mantener un saldo en una cuenta de tarjeta de crédito sugiere que el consumidor puede estar gastando más dinero del que le permite su presupuesto.  En consecuencia, hacer los pagos mínimos de tu crédito puede mantener la cuenta de la tarjeta de crédito en buen estado, pero esta suele ser una forma cara de gestionar la cuenta. ¿Por qué? Porque el saldo al final de cada mes acumulará intereses, lo que dificultará aún más el pago del saldo.

2. Pagas más rápido el saldo de tu tarjeta de crédito

Cuando sólo realiza el pago mínimo, puede tardar mucho tiempo en liquidar su saldo por completo. Por ejemplo, si tiene un saldo de 5,0000 pesos, que tiene un tipo de interés del 18.9%, hacer un pago mínimo mensual de 2,000 pesos en la tarjeta de crédito añadiría miles de pesos a tu factura total de tu crédito.

3. Reducirá tu índice de utilización del crédito y probablemente mejorará tu puntuación crediticia

Pagar más del mínimo reducirá tu índice de utilización del crédito, es decir, la relación entre los saldos de tu crédito y los límites de crédito. (El índice de utilización del crédito constituye aproximadamente el 30% de tu puntuación crediticia total).

Además de reducir el promedio de utilización total en la medida de lo posible, es aconsejable mantener siempre el promedio total y el promedio de cada línea de crédito por debajo del 30% si es posible. Esto se debe a que no es la cantidad total de deuda lo que importa, sino el porcentaje de crédito disponible que estás utilizando actualmente.

Estrategias para pagar más que el mínimo de la tarjeta de crédito

1. Determina el importe total de tu tarjeta de crédito

Saber en qué situación se encuentra la deuda de tu crédito es la primera tarea a la hora de realizar los pagos de la misma. Revisa tu estado de cuenta, anota el monto total adeudado y comienza a calcular cuánto más puedes pagar cada mes por encima del pago mínimo de la tarjeta.

Ten en cuenta también otras deudas, como la hipoteca o el préstamo del coche, y los gastos del hogar, como la comida, los servicios públicos y las facturas de teléfono e Internet. A continuación, compara tu deuda con tus ingresos mensuales y comprueba cuánto dinero extra tienes para pagar más que el pago mínimo de tu tarjeta de crédito. Si el dinero es escaso, busca formas de recortar los gastos, como por ejemplo frenar las cenas fuera.

2. Ajústate a un presupuesto y no añadas más deudas a tu tarjeta de crédito

Pon un límite a los gastos mientras te centras en aumentar los pagos mensuales de tu tarjeta de crédito. Al crear un presupuesto puedes identificar las áreas en las que puedes recortar los gastos para ayudar a destinar más dinero a tu deuda.

Al limitar o incluso eliminar la deuda adicional de tu crédito, mantendrás el monto total adeudado en tu tarjeta de crédito en su lugar, y por lo tanto harás más fácil (y más rápido) pagar la deuda de tu tarjeta con pagos mensuales más altos.

3. Construye un método de “bola de nieve”

En lugar de centrarte en las tarjetas con los tipos de interés más elevados, centra tu atención en la tarjeta de crédito con el saldo más bajo: págala primero mientras realizas los pagos mínimos en las demás tarjetas de crédito.

Una vez que la primera cuenta esté pagada, pasa a la siguiente, y pague esa, repitiendo el patrón hasta que toda tu deuda sea eliminada.

5. Cambia a una cuenta de débito (si es necesario)

Mientras pagas la deuda de tu crédito, mantén el saldo de tu tarjeta bajo utilizando una tarjeta de débito para las compras necesarias. Con una tarjeta de débito, probablemente serás más cuidadoso a la hora de gastar el dinero cuando sepas que sale de tu cuenta bancaria inmediatamente.

Por otro lado, gastar demasiado con una cuenta de débito puede hacer fracasar los mejores planes para aumentar los pagos mínimos de tu crédito, por lo que también hay que mantener un límite estricto en los gastos de la tarjeta de débito.