septiembre 22, 2020

Mariereined

Expertos en finanzas

Cómo mejorar tus habilidades financieras 

Por tu bien y el bienestar de tus relaciones de amigos y familia, es indispensable que tengas algunas habilidades financieras que traerán a tu vida más beneficios de los que tú crees. ¡Así que, sigue estos consejos y toma nota! 

Por tu bien y el bienestar de tus relaciones de amigos y familia, es indispensable que tengas algunas habilidades financieras que traerán a tu vida más beneficios de los que tú crees. ¡Así que, sigue estos consejos y toma nota!

Habilidades financieras que necesitas para comenzar

¡Sí, es posible! Evitar la deuda sí es posible si eres una persona prevenida. La mejor manera de lograrlo es que tengas un fondo de emergencia, el cual te ayudará a sobrellevar cualquier contratiempo.

Contar con este fondo para emergencias definitivamente es una de las habilidades financieras que más te recomendamos, pues al tenerlo evitarás recurrir a prestamos una institución financiera, a tus padres o a tus amigos.

Lo mejor que puedes hacer es ahorrar de tres a nueve meses de gastos en una cuenta de ahorros, de modo que si tienes una emergencia, estarás preparado.

Crear un presupuesto

Cuando no sabes cuánto dinero entra y sale, es difícil decir que no a amigos y familiares cuando sugieren una cena, un viaje o un cualquier lujo que implique gastar un poco más.

Tu instinto podría decir: “Siento que eso es demasiado para mí”, pero sin números duros, terminarás diciendo que sí a algo que afectará tu cuenta bancaria y algunas veces hasta endeudado.

La creación de un presupuesto es una de las principales habilidades financieras que debes tener para tomar decisiones sabias sobre tus finanzas.

Pero una vez que crees un presupuesto, no sólo debes tomar en cuenta tus ingresos y gastos, sino también tus objetivos financieros, los cuales son muy importantes para mantenerte motivado.

Considera pagar tus deudas

Una forma de construir un buen crédito, es que no tengas un historial de crédito malo y esto. claramente lo puedes evitar sino tienes deudas.

Ahora que hagas tu presupuesto, no te olvides de contemplar el pago de tu o tus deudas, ya que será clave para que tengas un futuro financiero mucho más saludable.

Acumula un excelente crédito

Acumular un buen crédito, es un proceso que requiere diferentes habilidades financieras que valen la pena hacer, ya que te beneficiarán cuando quieras hacer una compra grande.

Tu puntaje de crédito es una medida oficial de cuán bueno eres para hacer pagos puntuales de préstamos y crédito, lo cual es crucial si deseas aumentar tu línea de crédito.

Por ejemplo, si deseas comprar un coche y tienes un mal crédito, la tasa de interés será más alta y hasta es probable que te denieguen la solicitud.

Asegúrate de monitorear y desarrollar cuidadosamente tu puntaje de crédito a través de una gestión responsable de crédito y préstamo.

Ahorra y, no serás esclavo de tu trabajo

Si no tienes ningún ahorro, entonces puedes sentir que no puedes permitirte el lujo de renunciar a tu trabajo o arriesgarte a ser despedido.

Si absolutamente no puede perder tu trabajo, eso puedes interferir con tu vida familiar y social. Sentirás que no puedes usar todas tus vacaciones, que necesitas quedarte hasta tarde y trabajar todo el tiempo, es decir, te convertirás en un esclavo de tu trabajo.

Ahorrar, es una de las habilidades financieras que te permiten vivir con levedad, no estar atado a tu trabajo o bien cumplirte uno que otro lujo de vez en cuando.

 

Vive dentro de tus posibilidades

Las herramientas financieras son muy importantes para tu vida financiera. Por ejemplo, adquirir las mejores tarjetas de credito es un gran paso para construir y mejorar tu crédito, sin embargo, es clave que tengas conciencia de la responsabilidad que implica tener una tarjeta de crédito. ¡Úsala sabiamente!

Por lo tanto, no gastes de más ahora pensando que te “tranquilizarás” más tarde. Configura transferencias automáticas desde tu cuenta corriente inmediatamente después del día de pago a tu cuenta de ahorros. Te resultará útil más tarde cuando decidas tener un bebé, quieras reservar un viaje o estés listo para renovar tu cocina.

Es posible que hayas notado cómo todos estos conceptos se entrelazan y se afectan entre sí. No existen una habilidades financieras aisladas; el pago de la deuda conduce a mejores ahorros, por ejemplo, y ninguna relación es inmune al estrés financiero.

Puede que te hayas perdido