diciembre 7, 2021

Mariereined

Expertos en finanzas

El wifi público no es muy seguro

Dos tercios de las personas utilizan wifi para una cuenta digital en línea como principal forma de acceder a sus cuentas, se da a las aplicaciones bancarias en dispositivos móviles la ventaja en lo que respecta a la seguridad ya que tu tienes la opción de decidir a lo que quieres acceder y el momento adecuado para hacerlo, tiene muchas ventajas que tengas acceso a tu información bancaria todos los días, te dejamos unos consejos para que protejas tus cuentas. Si tu perteneces a ese grupo, lo más probable es que recurras en gran medida a un smartphone o a un ordenador para consultar tu información bancaria. Pero ambos aparatos también son objetivos populares para los defraudadores en línea que desean infiltrarse en sus cuentas.

¿Podría uno de estos dispositivos protegerte mejor del fraude que el otro?

Con los ordenadores, es más fácil descargar inadvertidamente el malware de los hackers.

Por ejemplo, los programas maliciosos de registro de teclas pueden instalarse secretamente como parte de una descarga desde una página web no segura. Estos programas registran las pulsaciones del teclado cuando se introduce el nombre de usuario y la contraseña en un sitio bancario, y luego envían esa información a un pirata informático.

En el caso de las aplicaciones móviles, los usuarios tienen que aceptar manualmente las descargas desde la tienda de aplicaciones aprobada del dispositivo. Esto hace más difícil descargar por error programas maliciosos que puedan espiarle mientras realiza sus operaciones bancarias.

Una advertencia:

Evita conectarte a tu cuenta bancaria utilizando una red wifi pública. No sabes quién tiene acceso al tráfico de la red y si puede ver los datos que envías. Para mejorar la seguridad de la banca en línea, se aconseja utilizar la red de telefonía móvil.

Un consejo profesional: prescinda del navegador móvil y utilice en su lugar la aplicación oficial de su entidad financiera. Así hay menos posibilidades de que navegues a un sitio bancario falso. Por muy legítimas que parezcan algunas páginas falsas, en realidad son intentos de “phishing” de piratas informáticos que pueden engañarte para que envíes tus contraseñas u otra información personal.

Utiliza también un bloqueo de pantalla. De este modo, otros no podrán acceder a tus datos si te roban el dispositivo.

Tanto el ordenador como el smartphone podrían ser apropiados, dependiendo de tu ubicación. Si estás en un hotel o en una biblioteca y necesitas realizar una tarea bancaria, estarás más seguro utilizando tu smartphone conectado a los datos del teléfono  que utilizando un ordenador público en una red wifi desconocida.

Pero si estás en casa en tu red de wifi privada segura y utilizas protección antivirus, usar tu ordenador podría convenirte más. “Lo más probable es que sea mucho más fácil hacer una transferencia de fondos en la pantalla de un ordenador grande que en la de un móvil pequeño”.

Una advertencia:

Hacer clic en enlaces desconocidos puede traer problemas, independientemente del dispositivo. Acércate con precaución a los enlaces procedentes de correos electrónicos o textos desconocidos, ya que podrían estar relacionados con malware o estafas de phishing.

La preferencia es realizar las operaciones bancarias con ordenadores en un entorno de wifi seguro, ya que los ladrones pueden encontrar los smartphones más atractivos para atacar.

Dado que los smartphones viajan con uno, ofrecen a los estafadores oportunidades únicas. Si un cliente está en la cola de un supermercado y decide consultar su saldo bancario en su teléfono, alguien podría estar mirando por encima de tu hombro y adivinar la contraseña. Este tipo de situación es poco probable que se produzca cuando se realizan operaciones bancarias en un ordenador en casa.

Una advertencia:

mantente al día con los lanzamientos de seguridad informática. De lo contrario, tus transacciones bancarias por ordenador podrían seguir estando expuestas.

Un consejo profesional: Trabaja en equipo con tu banco. Aprovecha la autenticación de dos factores y suscríbete a las alertas de fraude. Juntos, pueden trabajar para asegurarse de que tus cuentas están seguras y protegidas.